domingo, 7 de mayo de 2017

Estrategias y herramientas para mejorar la atención de los alumnos en el aula

¿Cuánto duran los periodos de atención de los estudiantes en el aula? La respuesta puede variar en función de la influencia de diferentes factores como la motivación, la emoción, el momento del día o el tipo de tarea. Es necesario profundizar en la comprensión de este proceso psicológico básico y su utilización en el aula, para armonizar la enseñanza con la capacidad real del alumnado.
¿Cómo podríamos mejorarlo o qué dice la ciencia de todo ello? A continuación nos gustaría plantear un par de cuestiones clave como son la relación de la atención con las metodologías de innovación en el aula y la importancia de los primeros momentos de la clase. Por último se plantean una serie de consejos para mejorar el funcionamiento de la clase teniendo en cuenta una serie de sencillas ideas. 

Atención en el aula y metodologías de enseñanza activas 

Respecto al análisis sobre cómo se desarrolla el uso de la atención en el aula a lo largo del tiempo, un trabajo de investigación (Bunce, Flens, y Neiles, 2010) analizó la utilización de diferentes métodos de enseñanza en el aula (metodologías activas, demostrativos o mediante el planteamiento de cuestiones y desafíos) y midió los momentos de atención e inatención de los alumnos. Los estudiantes podían pulsar un botón cada vez que habían experimentado un periodo de inatención. Este estudio mostró tres hallazgos principales: En primer lugar, la duración de los periodos de atención fue de aproximadamente 1 minuto de duraciónEn segundo lugar, los periodos de atención fueron más frecuentes de lo que la investigación había encontrado hasta el momento. Durante 10 minutos la atención mostró varios “picos” de atención a lo largo de periodos de clase de 10 minutos. Un primer pico a los 30 segundos de comenzar, otro a los 4,5 minutos otro a los 7 minutos y otro a los 9 minutosEn tercer lugar, los investigadores encontraron una relación positiva entre los niveles de atención y las metodologías de enseñanza activa. Durante las sesiones con enseñanzas activas los periodos de atención fueron mayores y más numerosos que durante las sesiones basadas en la clase magistral.

El inicio de la clase es clave

1869271181_c49daedb80_bSegún Jesús C Guillén creador de la web Escuela con Cerebro, se recuerda mejor lo que ocurre al principio, por lo que el comienzo de la clase se antoja un momento crítico. Tradicionalmente se utilizan los primeros minutos de las clases para corregir los deberes del día anterior, sin embargo, deberían utilizarse para introducir o analizar los conceptos más novedosos y relevantes. Es esa novedad que despierta la curiosidad la que activa las redes atencionales de alerta y orientativa del alumno y que le sirven para abrir el foco de la atención, no para mantenerlo. Como ejemplo que resalta la importancia de la curiosidad en el aprendizaje, podemos iniciar una clase al modo socrático clásico con una pregunta provocadora relacionada con un problema real que sea motivador y que permita al alumno iniciar un proceso de investigación en el que se sienta un protagonista activo del mismo.
Durante  el inicio de la clase debería despertarse el interés, durante la mitad de la misma se podría facilitar la reflexión a través del trabajo cooperativo y utilizar el final para repasar lo prioritario.

Recomendaciones para mantener la atención de los alumnos durante la clase

A continuación, le proponemos una serie de consejos recopilados de diferentes autores, como por ejemplo  Sara Saggan (informED), Tristan de Frondeville, David Reeves (Edutopia, 1 y 2 ), Jesús C Guillén (Escuela con cerebro) con diversas ideas sobre cómo mejorar la atención de los estudiantes en el aula.

1.Antes de dar unas intrucciones es importante seguir una rutina para reclamar la atención del alumnado

Según Tristan de Frondeville (2009) una rutina que podría funcionar muy bien sería: 1) Conseguir un silencio total 2) Reclamar una atención completa 3) Tener las “cinco cejas” dirigidas hacia el profesor (las dos cejas de los ojos, las dos de las rodillas y la del corazón). Antes del silencio total es bueno avisarles de que se les deja hablar entre ellos pero que vamos a hacerles una señal (contar en voz alta de uno a tres o hacer sonar una campanilla) para que dejen de hablar.

2. Empezar con un calentamiento mental

Plantea un ejercicio o un desafío en la pizarra, organizar equipos de tres estudiantes y pedirles que trabajen juntos y que levanten la mano cuando haya resuelto el problema, desafío, pregunta o actividad.

3. Introducir cambios con ciclos y parones, aproximadamente cada 15 minutos.

La capacidad para mantener la atención sostenida varía entre 10 y 20 minutos (Tokuhama, 2011), lo que implica que para incrementar la capacidad atencional de los estudiantes, deberían utilizarse bloques que no superasen los 15 minutos. Este sistema facilita el procesamiento y consolidación de la información.

4. Utiliza el movimiento para que los estudiantes estén concentrados                                                    

En primaria: Realizar patrones de aplausos y pisotones, acompañados de algún canto o verso.
En secundaria: Crea un ritmo chasqueando los dedos y aplaudiendo. Tu sirves dde modelo y los estudiantes deben repetir o hacer eco de tu patrón. Varía el ritmo y los intervalos cada 15-20 segundos.

5. Utilizar pequeñas estrategias de supervisión en los tiempos muertos

Por ejemplo cuando están entregando un papel a cada estudiante y ello puede provocar un tiempo muerto en el que comiencen a hablar, podrían leer las tareas asignadas para ese día, resumir con una idea en un papel algo que se acaba de ver en clase a modo de cabecera o titular, etc.

6. Si es posible, proyectar el tiempo que queda de clase en una pantalla

 

7. Cambiar el nivel y el tono de voz durante la exposición

 

8. Plantear una pregunta o un desafío en la pizarra

Pedirles resúmenes, titulares o cabeceras de lo que acaban de escuchar en clase (ej: ¿Qué ha sido lo más interesante sobre …?).

9. Utilizar ejemplos cercanos, analogías o metáforas relevantes

 

10. Controlar el nivel de dificultad de la tarea

 

11- Una excesiva o una escasa dificultad facilitará la aparición de la inatención

 

12. Utilizar el humor

 

13. La variedad estimula la atención

Existe una gran diversidad de estrategias pedagógicas que pueden estimular al cerebro y captar la atención siempre y cuando conlleven cambio y novedad. Desde la utilización por parte del docente, por ejemplo,  de metáforas, historias, ejercicios que propongan predicciones, actividades que requieran analizar diferencias (Jensen y Snider, 2013), debates, lecturas o videos hasta cambios regulares en el entorno físico de aprendizaje que constituye el aula y que suministren estimulación visual. La experiencia del profesor permitirá mantener ese equilibrio requerido entre lo novedoso y lo más tradicional para no provocar estrés inadecuado en el alumnado.
Incluir actividad física con lo más pequeños,

14. Diseñar la implementación de pausas para que pueda desarrollarse un juego activo entre tareas

 

15. Valorar el nivel de dificultad

Cuando un niño evita el trabajo y se desengancha de la tarea constantemente, pídele que valore el nivel de desafío de la actividad en una escala de 1 a 10. Si el niño indica que la dificultad es nivel 8 o mayor, pregúntale qué podría hacerse para que la dificultad de la tarea fuese de nivel 2 o 3. Esto permite que obtengas información para poder disminuir su nivel de frustración.

16. Trocear las tareas en partes

Cuando la clase o niños con dificultades específicas no puedan realizar la tarea. Esto permitirá que el niño o la clase pueda realizar parte de la tarea, hacer una pausa, y volver a finalizarla.
Esperamos que algunas de estas estrategias le ayuden a mejora el nivel de atención en su aula.

martes, 23 de agosto de 2016

Sobre el educador.





Educar es un arte,no una tecnica.

Educar es un arte, no una técnica

No cualquiera es un buen educador. No basta con cursar unas materias en el profesorado. Un diploma no es garantía de ejercicio idóneo de la docencia. No he de decir que "maestro se nace". Naturalmente que hay dones recibidos que favorecen a algunos, pero también es posible conquistarse a sí mismo y adquirir nuevos talentos y virtudes. Muy importante es la pasión. La pasión por educar, por guiar hacia la verdad, por formar a las personas. Un verdadero educador es más artista que técnico, y es más sabio que erudito. Hay demasiados técnicos en educación y mucha capacitación en métodos y disciplinas. Pero lo humano se les ha escapado. En este mundo conviven mediocres con pomposos títulos y gruesos currículos, y encantadores maestros sin diploma o apenas con los certificados necesarios. No digo que el diploma, el método y la técnica no importan. Digo que no bastan. Aunque muchos sostengan lo contrario, el docente no es trabajador, es educador. Si eres docente o estás en camino de serlo, sería bueno que reflexionaras sobre esto.

Reflexiones Educativas.

Rubén Darío (1867-1916)
"No dejes apagar el entusiasmo, virtud tan valiosa como necesaria, trabaja, aspira, tiende siempre hacia la altura."
 Enseñar es un arte, no una técnica.
 

Hugo Wast (1883-1962)

Hugo Wast (1883-1962)
"Vocación es un impulso íntimo y persistente hacia un fin remoto, que a veces parece inalcanzable. Es una deliciosa tortura, una especie de instinto de dirección que en forma inexplicable halla siempre el camino y supera todos los obstáculos" (de "Vocación de escritor").
 

miércoles, 20 de julio de 2016

¿En qué consiste el Nuevo Modelo Educativo Mejicano?

CIUDAD DE MÉXICO, México, jul. 20, 2016.- Aurelio Nuño, secretario de Educación, presentó el Nuevo Modelo Educativo, que se enmarca en los lineamientos de la Reforma Educativa, pero ¿en qué consiste esta propuesta?

La Secretaría de Educación Pública señala que la Reforma Educativa constituye un replanteamiento del modelo educativo con el propósito de elevar la calidad de la educación y garantizar el máximo aprendizaje de todos los alumnos

En cumplimiento del Artículo 12o transitorio de la Ley General de Educación, la SEP da a conocer el modelo educativo 2016, que reorganiza los componentes del sistema educativo en cinco grandes ejes, tomando en cuenta los resultados de la consulta pública realizada en 2014.

1)La Escuela al Centro

El modelo educativo 2016 plantea ir pasando de un sistema educativo que históricamente ha sido vertical a uno más horizontal, para gradualmente fortalecer las escuelas. 

Deberán contar con plantillas completas, es decir que, por ejemplo, cada primaria cuente, de acuerdo con su tamaño, con un director y además de un maestro de grupo docentes de inglés, de TIC, de educación física y artística, de taller de lectura, y de educación inclusiva, así como un subdirector de gestión y uno académico.

Por otra parte, se deberá reducir su carga administrativa y mejorar su infraestructura, así como dotarlas de recursos financieros propios y autonomía de gestión, que permita la expresión de la diversidad sociocultural del país.

Asimismo, se fortalecerá la supervisión escolar y habrá más espacios de participación para los padres de familia y mayor acompañamiento de las autoridades educativas para atender las necesidades de las escuelas.

2)El planteamiento curricular

A partir de un enfoque humanista y tomando en cuenta los avances de la investigación educativa, la propuesta curricular se concentra en el desarrollo de aprendizajes clave, es decir aquellos que permiten seguir aprendiendo constantemente, estructurados en tres áreas:

Lenguaje y comunicación, pensamiento matemático, y exploración y comprensión del mundo natural y social, que incluyen la formación cívica y ética. 

Por otra parte, la propuesta incorpora al currículo actividades que promueven el desarrollo personal y social de los alumnos, como las actividades artísticas, culturales y deportivas, junto con aquellas que les enseñen a regular sus emociones y desarrollar valores para la convivencia. 

Dentro de este nuevo esquema, se permite que las escuelas adapten parte del currículo a sus necesidades y contexto propios. 

Por último, se mejora la articulación de los aprendizajes desde el preescolar hasta el bachillerato.

3)Formación y desarrollo profesional docente

Se concibe al maestro como un profesional centrado en el aprendizaje de sus alumnos, comprometido con la mejora constante de su práctica docente y capaz de adaptar de manera creativa el currículo a su contexto específico.

Para lograrlo, el modelo educativo 2016 plantea un sistema de desarrollo profesional docente basado en el mérito, anclado en una formación inicial fortalecida, con procesos de evaluación que permiten ofrecer una formación y actualización continua de calidad y pertinente.

4)Inclusión y equidad

La inclusión y la equidad deben ser principios básicos y generales que conducen el funcionamiento del sistema. 

El modelo educativo 2016 exige que el acceso y la permanencia en el sistema educativo de quienes se encuentran en situación de desventaja particularmente en escuelas indígenas, multigrado y aquellas con las mayores carencias sean una prioridad para las autoridades.

Además, la escuela debe ser un espacio libre de discriminación por género, etnia, discapacidad o cualquier otro motivo en el que se valore la diversidad y se practique la inclusión en la educación.


5)La gobernanza del sistema educativo 
Por último, se plantea una gobernanza más efectiva, en la que la pluralidad de actores involucrados en el proceso educativo SEP, autoridades educativas locales, el INEE, el sindicato, los padres de familia, la sociedad civil y el Poder Legislativo tiene responsabilidades bien definidas y existen mecanismos institucionales de coordinación eficaces.
La implementación del modelo educativo 2016 es un proceso a desarrollar gradualmente, de manera participativa y con la flexibilidad necesaria para tomar en cuenta la gran diversidad que caracteriza a México, pero con una meta clara: que todos los niños, niñas y jóvenes reciban una educación integral que los prepare para vivir plenamente en la sociedad del siglo XXI.

domingo, 12 de junio de 2016

La taxonomia de Bloom.- (historia y modificaciones)

martes, 4 de agosto de 2015



Todos los que somos docentes, o los que están estudiando docencia, una de las primeras cosas que conocen en el ambiente educativo es la Taxonomía de Bloom, para enterarnos bien de que va esto, empecemos por definir  la palabra taxonomía,  está fue creada después de la muerte de Linneo, en 1813, por el botanista sueco Agustín Pyrasee de Candolie (1778-1841). Está compuesto del griego taxis = ordenación y nomia = reglas, es decir “reglas de la ordenación”.
Toma el nombre taxonomía de Bloom, ya que hace referencia a su diseñador el psicólogo educativo norteamericano Benjamín Bloom. 
En el año 1948 un grupo de educadores clasificaron los objetivos educativos en tres aspectos: el cognitivo, el afectivo y el psicomotor, es así que en 1956 el aspecto cognitivo fue desarrollando su taxonomía de objetivos educativos por Benjamín Bloom y es por esto que toma su nombre. La taxonomía de Bloom es de fundamental importancia dentro del diseño de las estrategias de enseñanza, ya que es clave para estructurar y comprender el proceso de aprendizaje perteneciente al dominio cognitivo que se encarga de procesar información, conocimiento y habilidades mentales. Esta taxonomía mediante una estructura jerárquica que va de lo más simple a lo más complejo, busca que los alumnos logren los objetivos educacionales. Los docentes cuando planifican su sesión de aprendizaje deben de tener en cuenta estos niveles, realizando diversas actividades, avanzando de un nivel a otro hasta llegar a los más altos. Es así que la taxonomía de Bloom se ha convertido en pieza fundamental para llegar a alcanzar los objetivos del proceso de aprendizaje. 
A lo largo del tiempo la Taxonomía de Bloom ha  tenido algunas modificaciones a través de los años:
TAXONOMÍA DE BLOOM DE HABILIDADES DE PENSAMIENTO 1956
•CONOCIMIENTO
•COMPRENSIÓN
•APLICACIÓN
•ANÁLISIS
•SINTETIZAR
•EVALUAR
EVALUAR REVISIÓN DE LA TAXONOMÍA DE BLOOM (ANDERSON & KRATHWOHL 2001)
•RECORDAR
•COMPRENDER
•APLICAR
•ANALIZAR
•EVALUAR
CREAR TAXONOMÍA DE BLOOM PARA LA ERA DIGITAL (CHURCHES, 2008)
•RECORDAR
•COMPRENDER
•APLICAR
•ANALIZAR
•EVALUAR
•CREAR
Como podemos ver, en las dos últimas modificaciones se utiliza el verbo que indica acción, indicando que dicha acción recae en el alumno ya que es el protagonista del proceso educativo, dichas acciones realizadas reflejan el aprendizaje del estudiante y las respectivas actividades que el maestro realiza para consolidar el mismo. El orden y estructura organizan los objetivos planificados ayudando a identificar el conocimiento de cada individuo y llevarlo desde el nivel cognoscitivo en que éste se encuentre hasta el nivel más alto, logrando que el estudiante adquiera nuevas habilidades y conocimiento y finalmente generar y producir el suyo propio proyectándose a sus futuras necesidades.
Revisa las siguientes ilustraciones e imprimelas para que tengas las modificaciones de acuerdo a tu necesidad. 



Share this Post

Verbos para planificar


A continuación se ofrece un listado no exhaustivo de todas las áreas que puede servir como indicativo para la elaboración del bloque de objetivos educacionales. 
(conductas orientativas por áreas).

ÁREA 1: APRENDER A APRENDER (COGNISCITIVOS-INTELECTUALES).
Analizar
Aplicar
Asociar
Buscar
Calificar
Caracterizar
Categorizar
Clasificar
Codificar
Combinar
Comparar
Compilar
Comprender
Conocer
Cotejar
Criticar
Cuestionar
Deducir
Definir
Ordenar
Organizar
Perfeccionar
Planificar
Plantear
Problematizar
Producir
Proyectar 
Demostrar
Desarrollar
Describir
Diferenciar
Discriminar
Distinguir
Elaborar
Ejemplificar
Ejercitar
Enumerar
Enunciar
Elegir
Escoger
Escribir
Estudiar
Escuchar
Evaluar
Explicar
Exponer
Razonar
Reconocer
Recopilar
Recordar
Redactar
Reflexionar
Relacionar
Reproducir
Expresar
Extraer
Formular
Fundamentar
Hipotetizar
Identificar
Inferir
Informar
Integrar
Interpretar
Inventar
Investigar
Justificar
Leer
Memorizar
Modificar
Nombrar
Observar
Operar
Resumir
Saber
Seleccionar
Señalar
Sintetizar
Transcribir
Verificar


ÁREA 2: APRENDER A HACER (PSICO- MOTRICES-DINÁMICO-DESTREZAS).
Actuar
Aplicar
Armar
Arreglar
Calibrar
Conectar
Confeccionar
Construir
Desplazar/se
Diagramar
Dibujar
Diseñar
Emplear
Escribir
Fichar
Fijar
Ilustrar
Interpretar
Inventar
Leer
Manejar
Manipular
Mejorar
Mezclar
Montar
Mover/se
Movilizar/se
Preparar
Pronunciar
Proyectar
Representar
Resolver
Señalar
Solucionar
Trazar
Utilizar


ÁREA 3. APRENDER A SER (ACTITUDES SOCIALES- ESTÉTICAS-MORALES-ÉTICAS)
Aceptar
Actuar
Agrupar/se
Admirar
Alentar
Analizar (conductas)
Aportar
Apreciar
Aprobar
Ayudar/se
Compartir
Colaborar
Comprender
Comunicar/se
Confiar
Consultar
Cooperar
Criticar
Cuestionar
Decidir
Defender
Dialogar
Diferenciar
Discutir
Ejercer
Escuchar
Evaluar/se
Expresar/se
Funcionar
Identificar/se
Integrar/se
Interactuar
Intervenir
Juzgar
Opinar
Optar
Orientar
Participar
Relacionarse
Respetar
Solicitar
Solidarizarse
Tolerar
Valorar


A continuación les proporciono una lista de verbos para formular objetivos didácticos atendiendo a su carácter conceptual, procedimental o actitudinal. Al final del artículo podrán encontrar ejemplos de redacción.

a) Relativos a hechos, conceptos y sistemas conceptuales.
AnalizarComprenderEnumerarInferirRelacionar
AplicarConocerExplicarInterpretarReunir
ClasificarDescribirGeneralizarMemorizarSeñalar
ComentarDibujarIdentificarReconocerSituar
CompararDistinguirIndicarRecordar
b) Relativos a procedimientos.
AdaptarDelimitarEstablecerMostrarRecordar
AnalizarDemostrarEjecutarObservarRecibir
CaracterizarDesarrollarExperimentarOptimizarRepresentar
ClasificarDiseñarExponerOrganizarReproducir
CogerDistinguirFormularOrdenarReptar
ComentarDramatizarGolpearParticiparResumir
CompararEjecutarGirarPasarRodar
ComponerElaborarInterceptarPlanificarSeleccionar
ControlarElegirInterpretarPotenciarSimular
CorrerAplicarLanzarPrecisarSintetizar
CrearEmplearLeerProbarSituar
CuantificarEnfrentarse aAtacarRealizarSeñalar
DebatirEnunciarLocalizarRecolectarTrabajar
DefenderEquilibrarManejarAumentarUtilizar
DefinirExplicarManipularReconstruir
c) Relativos a valores, actitudes y normas.
AceptarComportarseInteresarse porPreferirReaccionar
ActuarConformarseMostrar interésPrestarSentir
AdaptarseCooperarObedecerPreocuparseSer consciente
Adquirir el hábitoCriticarParticiparRehusarTolerar
ApreciarEsforzarse porPermitirRenunciarTomar parte
AprovecharGozar dePracticarRespetarValorar
ColaborarHabituarse a

A continuación, les facilito algunos ejemplos. Es interesante que al presentar un objetivo o una lista de objetivos, ésta se preceda de una frase similar a la siguiente: “el alumno, al acabar la unidad didáctica, ha de ser capaz de…”.
“al finalizar la unidad didáctica, los alumnos han de ser capaces de:

– Realizar desplazamientos, saltos, pases, lanzamientos, recepciones, botes, intercepciones, impactos, golpeos y conducciones con diferentes móviles y segmentos corporales.

– Ejecutar las acciones adecuadas para la resolución de situaciones ofensivas o defensivas que surjan en el enfrentamiento entre dos alumnos contra dos o más compañeros.

– Utilizar un código mínimo, aceptando por cada uno de los alumnos y sus compañeros, para optimizar las acciones ofensivas-defensivas del juego.

– Distinguir los elementos técnicos básicos, las acciones básicas más elementales y las reglas de juego mínimas y fundamentales del fútbol, balonmano, baloncesto, voleibol y rugby.

– Aceptar las propias posibilidades y las de los compañeros en la práctica de las diferentes tareas y actividades

– Renunciar a la posesión del balón en aras de una eficacia colectiva.

– Adaptar las capacidades de resistencia, velocidad, fuerza y flexibilidad a las exigencias de cada una de las situaciones de juego.

– Colaborar de forma espontánea en los aspectos organizativos de la clase.

– Aceptar positivamente los hábitos relacionados con la higiene y la salud.”